Apoyo a los agricultores y sus comunidades

Para obtener un café cultivado conforme a prácticas responsables y principios de abastecimiento ético, es preciso trabajar con los agricultores para producirlo de tal forma que proporcione beneficios para sus negocios, sus empresas y el medio ambiente.

Sabemos que nuestro éxito a largo plazo está vinculado al éxito de los miles de agricultores que cultivan nuestro café. Por ese motivo, trabajamos sobre el terreno con ellos, para ayudarles a mejorar la calidad del café, e invertimos en programas de préstamos para las comunidades productoras de café. No solo es lo correcto en términos generales, sino que es lo correcto para nuestra empresa. Al contribuir a sostener a los caficultores y reforzar sus comunidades, nos garantizamos un suministro saludable de café de gran calidad para el futuro.

Nuestra meta

Tenemos previsto aumentar nuestro compromiso de préstamos a los agricultores hasta los 20 millones de USD para 2015 e incentivar la reducción del impacto medioambiental de la producción de café.

Actividades hasta la fecha

Centros de apoyo

Starbucks ha establecido centros de apoyo a los agricultores en Costa Rica y Ruanda, destinados a proporcionar a los agricultores locales recursos y experiencia que les ayuden a reducir el coste de producción y las infecciones por hongos, mejorar la calidad del café e incrementar la producción de café de alta calidad.

Programas de préstamos

Durante los ciclos de cultivo y cosecha, muchos caficultores agotan sus modestas reservas para cubrir los gastos  hasta poder vender sus productos. Algunos incluso llegan a experimentar problemas de efectivo, lo que les obliga a vender sus productos precozmente (y por menos dinero) a los compradores locales.

Starbucks proporciona fondos a las organizaciones que conceden préstamos a los caficultores. De este modo, les ayuda a vender sus cultivos en el mejor momento para obtener el precio justo. Los préstamos también facilitan a los agricultores que inviertan en sus explotaciones y realicen mejoras de capital.